lunes, septiembre 29

Confesiones de la oveja descarriada

Para variar son las 2 de la mañana...

Para variar son las 2:40 de la mañana y esto se va poniendo estúpido

para variar son las 2:41 de la mañana y alguien está asustado de aceptar que está triste.

Para variar son las 2:47 de la mañana y temo volver a preguntar si ya es demasiado tarde para aceptar que yo soy alguien.

Para variar son las 2:48 de la mañana y acabo de escribir la confesión más estúpida.

5 comentarios:

Madame Black dijo...

hola,

como estas?

tenia mucho sin saludar,
aprobecho para agradecer que aya regresado la firma...

muy bello blog,

No deberia ser tan dificil aceptar que uno es quien es,
aceptar que esta triste y que por un momento siente devilidad,
creo que la devilidad es mala cuando se siente tdo el tiempo,
pero para valorar la fortaleza uno tiene que aver sido devil alguna vez o padecer del dolor y la trizteza..

un beso enorme raul...


Con mucho cariño y admiracion....


Por siempre


Samantha...

Rafu dijo...

Vivir, oh imagen para un ojo cortado mirando boca arriba!


Vive... vive.

Principito dijo...

(Siguiendo con la prosa) PAra variar son las 2:00 de la mañana y acaban de encantarme una decena de lineas que hacen algo tan normal, algo tan aburrido, algo tan natural como la tristeza algo tan memorial.

Albina dijo...

usualmente ese es el horario de las declaraciones mas sinceras, todas escritas a medio sueño y con morfeo en la espalda.

saludos

Tremulant dijo...

neeee se que no puedo decirte que te aceptes es pura paja mental... una confension progresiva que se protege en el auto desprecio, me encanta como escribes Raul...