viernes, diciembre 19

(intitulado así)

Sin saber, en mis zapatos, sin conocer alguno, en mi lugar, sin dejar de admirarse.
[y quedarse colgado de tu mirada]

Abstraído y vagabundo en tus ojos que cuando quieren son casi verdes y cuando quieren son marrones, y cuando están sin estar, no están. El par de ojos tuyos que no se inundan en tu voz que se quiebra, que se quiebran en tu garganta que ríe. y que me miran, a veces sin mirarme y a veces sin decirme nada... y otras veces me miran solo por mirar.
[como yo miro solo por mirar tus ojos]


Y en tu piel, donde muere la mirada, destino cada una de las palabras que no diré, por el temor a dejar de ser mirado, por el temor que tengo a dejar de mirarte, mientras que después del después se mire la noche que atraviesa tus pupilas
[después de pensar sin pensar]
Sin saber lo que hacer. Perdido en tu mirada.


[Tu mirada de fulgores morados]
Donde te escondes a veces

6 comentarios:

Vale dijo...

Sincre!! Me mataste bellas palabras escribes demasiado bien un abrazo...

william aguirre dijo...

un abrzo raulex mex,
will

Charli dijo...

¿Donde se pierde con esa melancolia eterna y un cachito repetitiva?

Bueno, comento nomas, un abrazo.

Tremulant dijo...

I I I I I I O I I I I I I L I I I I I I P I I I U U U U U U U U U U P U E U U U U U K K K Y U U

Tremulant dijo...

saludos hermano

Raúl dijo...

JAAAAAA??!!

La melancolía siempre es repetitiva... y me cago... se supone que este escrito no debería ser melancólico!!!

Rayos

saludos a Todos!